viernes, 2 de abril de 2021

Picón de Felipe . Aldeadávila de la Ribera . Parque Natural de los Arribes del Duero

Zona
Parque Natural de Arribes del Duero 

Las Arribes
El Parque Natural de las Arribes, aquí, en Salamanca, lo conforman dos comarcas situadas en el oeste de Salamanca y limítrofes con Portugal: Las Arribes en el norte y el Abadengo en el sur. Son comarcas de una gran belleza paisajística pues el río Duero las cruza antes de entrar en Portugal, descendiendo de una altitud de 630 metros a los 120 metros en la frontera, encajonándose y formando un cañón con paredes verticales de hasta 500 metros. Este espectacular encajonamiento del Duero, obliga a sus afluentes a encajarse profundamente en el terreno formando saltos de gran belleza y profundos cañones. El resultado es una morfología que nadie espera encontrar en estas tierras y que a nadie defrauda.

Aldeadávila de la Ribera
Aldeadávila es un precioso pueblo de la comarca de la Ribera, al noroeste de la provincia de Salamanca, a 100 km de la capital. Miguel de Unamuno lo llamó "El corazón de las Arribes" y así se le conoce desde entonces. Es uno de los términos municipales con mayor oferta de lugares y actividades turísticas dentro del parque Natural de Los Arribes del Duero. Entre todas las actividades de Aldeadávila destaca el crucero fluvial Corazón de Los Arribes.

Picón de Felipe.
Se dice que hace muchos años, un habitante de Aldeadávila llamado Felipe, se suicidó desde lo alto de una gran roca a orillas del río Duero, porque su novia era portuguesa y no podía estar con ella. Se cree que ese es el origen del nombre del mirador. Otra versión de la leyenda nos cuenta que Felipe quería derribar esa roca para que las piedras hiciera de puente y así poder cruzar a Portugal para ver a su amada. El mirador está situado a bastante altura sobre el río Duero, desde él se puede ver el profundo cañón horadado por el río con el paso del tiempo y la presa de Aldeadávila, una de las obras de ingeniería más impresionantes de las que se pueden ver en toda Europa.

La Ruta.
La ruta comienza en el ayuntamiento de Aldeadávila de la Ribera, donde tras callejear un poco salimos por el noroeste de la localidad junto a la Ermita de La Santas en dirección al mirador de Rupitín y Lastrón, caminaremos por una ancha pista de tierra entre prados y huertos. El camino está balizado con la marca blanca y verde. Seguimos tranquilamente siempre en suave subidas y bajadas hasta llegar al cruce donde veremos la tablilla, Rupitín y Lastrón, nosotros seguiremos de frente camino de Rupitín coincidente con la baliza blanca y verde.

En este punto la bajada ya es constante, al cabo de un rato alcanzaremos las primeras vistas del cañón del Duero que quedarán a nuestra izquierda y que ya será una constante hasta llegar a la presa. Seguiremos hasta llegar a una finca con una pared pintada de ocre, solo pasar la casa veremos ya la trabilla del mirador de Rupitin, de que tiene unas vistas envidiables de Los Arribes. seguimos bajando cada vez de forma más pronunciada, llegará un momento que el camino que llevábamos desaparece para convertirse en un sendero.

El sendero nos adentra en un pequeño bosque siempre teniendo el Duero a nuestra derecha. El sendero va faldeando y nos va bajando más y más por un agradable bosque de ribera, cruzamos varios arroyos. Tras cruzar un pequeño barranco comenzamos la parte dura de la ruta. Una fuerte subida en zigzag que nos dejará en el collado llamado Monte del Puerto.

Después de este esfuerzo, iremos en paralelo al río durante un tramo de unos dos kilómetros, entre cortados que nos da acceso al Picón Felipe, un vertiginoso balcón protegido por barandillas, donde posiblemente será el mejor mirados de todo Arribes, con 400 mts en una vertiginosa caída al Duero. Desde el Mirador se pueden contemplar unas vistas panorámicas espectaculares del cañón del Duero, con las tierras de Portugal enfrente y la Presa de Aldeadávila a nuestra izquierda.

Después de hacer nuestras fotos y disfrutar de todas estas espectaculares vistas, continuamos nuestro camino para volver de nuevo al cruce por donde llegamos, aquí cogemos en el camino de la derecha que en suave subida nos llevara al aparcamiento. Ahora nos tocará andar por la carretera unos 2.500 km, para desviarnos a nuestra izquierda para entrar en un camino donde veremos las marcas del GR-14, y ya sin salirnos del él no llevara de nuevo a Aldeadávila donde damos terminada esta bonita ruta por los Arribes del Duero.

Fotos de la Ruta.

Video de la Ruta.

Tracks de la Ruta.

1 comentario: