miércoles, 14 de octubre de 2015

Cueva de la Mora . Sierra de las Quilamas

La Sierra de las Quilamas se alza sobre la perillanura meridional de la provincia como si de un baluarte rocoso se tratara en lo que algunos denominan Presierras, junto con la próxima de Tamames, antesala de las Sierras de Francia y Béjar. Está formada por los valles excavados por dos afluentes del río Alagón el Quilamas, y el arroyo de la Palla que discurren paralelamente desde su nacimiento, a 1200 m de altitud, hasta su desembocadura a 550 m en el Pliélago, tras recorrer unos 15 km en el caso del Quilamas. Construidos en materiales duros y resistentes, cuarcitas principalmente, son montañas medias (Pico Cervero 1456 m), sin embargo su elevación sobre la llanura y la inclinación de sus pendientes, que se alzan casi verticales sobre los valles adyacentes, hace que parezcan relieves destacados.

Las cuevas han constituido, desde siempre, lugares misteriosos, asociados a la existencia de seres fantásticos o de fuerzas extrañas. En su interior es posible todo tipo de fenómenos, de ahí que hayan sido elegidos como centros de religiosidad, como lugares de enterramientos, como santuarios de prácticas ocultistas. Existe una leyenda perfectamente ambientada, en una de las áreas montañosas más intrincadas del sur de la provincia de Salamanca: la de la princesa Quilama que en épocas pretéritas vivió en la cueva del mismo nombre custodiando grandes riquezas. Más de un incauto ha intentado apoderarse de ellas, habiendo pagado a veces con la vida y otras con la pérdida de la razón. 

Se cuenta que en las noches claras, sobre todo por San Juan, brota del fondo de la cueva una conjunto de ruidos y lamentos: es el espíritu de la princesa mora, quien permanece sujeta a un encantamiento. A veces sale de su escondite y entonces se le puede ver en las inmediaciones del río Quilamas, con el que se comunica mediante un pasadizo desde las entrañas de la cueva. La cueva se encuentra ubicada en la ladera sur del pico que lleva su nombre, en un lugar de difícil acceso y enigmático por el sustrato legendario que la acompaña. Se encuentra obstruida a 32 metros de profundidad, probablemente por la cantidad de piedras que a lo largo del tiempo se han ido allí arrojando.

Esta ruta circular la comenzamos el pueblo de Navarredonda de la Rinconada, es un municipio de la comarca de la Sierra de Francia-Quilamas, en la provincia de Salamanca, Castilla y León, a una altitud de 1026 m, y a una distancia de 58 km de la capital. Desde la Plaza Mayor y cruzando la carretera por la C/ El Pocito, en dirección suroeste, nos internamos en un camino agrícola, que entre callejas de piedras, da acceso a los típicos huertos y cultivos de la zona, camino adelante y a nuestra derecha, pasaremos cerca de una nave agrícola. No tardaremos demasiado en llegar a un pequeño riachuelo, el cual cruzaremos para llegar y observamos un molino y una pequeña presa que fue , y es utilizada por los lugareños, como suministro y aportación de agua para los huertos y cultivos de la zona. Nos encontramos en el paraje conocido como Los Molinos.

Llegaremos a una portilla la cual pasaremos para girar a nuestra izquierda, por una senda bien marcada que se engalana con un magnífico robledal y que deja a nuestra izquierda un vallado de alambre y hormigón. para llegar al paraje conocido como Las Fuentes, donde es posible apreciar una surgencia de agua en forma de manantial, con la curiosidad de ver como el ascenso de burbujas, denota claramente la presencia de bolsas de aire en el subsuelo.

En esta zona veremos que nace una pista la cual desechamos, nosotros giramos a nuestra derecha, para subir de frente, a trecho entre los robles y helecho, para llegar a una pista que tenemos por encima nuestro, aquí giramos a nuestra derecha, seguiremos la pista donde nos encontraremos con una portilla, la cual pasaremos, a unos 200 m donde la pista se ensancha, giramos a nuestra izquierda, para subir a trecho, para coger otra pista que va por encima nuestro, aquí también giramos a nuestra derecha, para continuar por ella, hasta el llegar al Waypoints que os tengo marcado en el tracks.

Veremos a nuestra izquierda un sendero de ganado el que cogeremos, entre robles y helechos que  nos dejara en un prado el que atravesaremos, para así en un último esfuerzo llegar al collado, entre los picos, a nuestra derecha Peña del Águila, Pico de la Cueva a nuestra izquierda, al cual nos dirigimos. Tendremos que saltar la valla de alambres que veremos, para llegar al Pico. La bajada del pico a campo a través, aquí no hay sendero, ni Hitos, para llegar al collado donde veremos una pista, llamada camino de la Bastida, la cruzamos, y aquí si ahí Hitos, seguimos senda adelante siempre por los Hitos, hasta que topamos a nuestra derecha con una profunda depresión del terreno. Por aquí debemos descender, a través de una senda en zig-zag y extremando la precaución por la cantidad de roca suelta, hasta la base de la Cueva de la Mora, cuya entrada se encuentra en un promontorio rocoso a la izquierda, tomando como referencia, y al frente, dos agujas rocosas que nos llevarán posteriormente a La Buitrera.

Después de subir a la Cueva, y hacernos nuestra fotos de recuerdo, volveremos a subir, ahora en dirección este, con la referencia del Pico Cervero(1465 m) al frente, dejando a nuestra derecha toda la caída hacia la Cueva de la Mora y la Buitrera, para tomar, una senda no muy definida, ( Aquí es necesario el GPS ) la senda en un bajada sin apenas dificultad, y atravesando un magnífico bosque de Robles, desembocará en una amplia pradera para más abajo, enlazar con la Pista Forestal del GR-182 Sendero Quilamas. Aqui en este cruce de pista ya vemos una tablilla que nos marca Navarredonda, que en unos 3 km nos dejara en el pueblo, y damos por finalizado esta bonita ruta de media montaña.

Fotos de la Ruta.
https://picasaweb.google.com/110142178541678433672/CircularNavarredondaCuevaDeLaMora

Tracks de la Ruta.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=6966330

No hay comentarios:

Publicar un comentario