miércoles, 24 de mayo de 2017

Las Uces " Río Uces " Cabeza de Caballo . Arribes del Duero

El río Uces es un pequeño río de 53 Km. que nace en tierras de Ledesma y desemboca en los Arribes del río Duero. Está situado en el noroeste de la provincia de Salamanca. El río Lleva dirección noroeste, el cual da agua al conocido Pozo de los Humos, que es una cascada de unos 50 m de altura, situado entre las localidades vecinas de Pereña y Masueco. En las márgenes de dicho río se encuentran varios molinos harineros, y en su curso varios puentes y portones de piedra. Con una vegetación silvestre, donde abunda el roble, el fresno y encina como árboles principales.

Comenzaremos esta bonita travesía desde en el pueblo de La Uces realiza por el grupo de senderismo La Facendera ( Salamanca). Salimos caminando del pueblo por el antiguo puente que va a la carretera, dejando a nuestra izquierda el molino de La Uces. El molino ha sido rehabilitado y convertido en museo, el molino es privado y se puede visitar si se encuentran los dueños en él. Seguimos nuestra marcha pasando por debajo del puente de la carretera buscando el curso del río, cruzamos el río por un portón para caminar por la margen derecha del mismo. El recorrido no tiene ninguna dificultad ya que es prácticamente llano. Durante el recorrido nos encontraremos varios pontones. Estos puentes construidos en tiempos pasados, con muy pocos medios, son una reliquia que debería de conservarse. Algunos de ellos están en buen estado y otros han sucumbido en parte a alguna crecida. Tendremos que pasar por infinidad de portilla, las cuales las iremos cerrando según vayamos pasando. A unos 5 km aproximadamente desde nuestra salida, llegamos a un pequeño grupo de casas, junto a las que se encuentra el magnífico puente Ran, y las ruinas de un viejo molino, el del tío Camilo.

Cruzamos el Puente Ran, para ahora caminar por la orilla opuesta del río, para llegar al primero de este impresionante puente hecho de piedra y granito, el cual cruzamos para caminar ahora por la margen derecha del río. Seguimos nuestra marcha siempre por esta margen del río, hasta llegar a la carretera que viene de cabeza de Caballo. La cruzamos, para entrar en un camino que en pocos metros se nos hará sendero, seguimos por la margen derecha del río, para en un par de km llegar al impresionante " Puente de Piedra " su construcción es totalmente de piedra y de granito, es uno de los puentes de piedra más imponentes que puedan verse en parte alguna. Es una muestra significativa de la arquitectura popular. Sus 13 ojos de 3 metros de altura soportan una estructura de unos 50 metros, toda ella a base de bloques de granito. Este puente unía Cabeza del Caballo con el pueblo de Milano.

Un buen sitio para hacer nuestra parada, y dar cuenta de nuestras viandas. Cruzamos el puente para girar seguidamente a nuestra izquierda y llegar al camino. Aquí giramos a nuestra derecha dejando el río, para caminar ahora por este camino que nos llevará al puente de Palos, y al molino de Lucas, el cual fue restaurado a finales de 2010 como elemento representativo de la arquitectura tradicional. Ya desde aquí cruzamos el puente de Palos, para tomar la pista de tierra y afrontar la parte final de nuestra marcha, que en un par de kilómetros nos llevará al pueblo de Cabeza de Caballo, donde damos por terminada esta bonita ruta por el río Uces.

Fotos de La Ruta.
https://goo.gl/photos/TeseiC2dBSLxtkzX8

Tracks de La Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17759235

lunes, 22 de mayo de 2017

" La Peñota " Sierra de Guadarrama

La Peñota, también llamada Pico Carpentier o tres Picos, porque está compuesta por tres cimas, es una de las montañas más importantes de la Sierra de Guadarrama (Sierra perteneciente al sistema Central), con una altitud de 1945 metros. Está situada en el límite de la Comunidad de Madrid y la Provincia de Segovia. Su cara sur está dentro del término municipal madrileño de Los Molinos, y la norte en el término segoviano de San Rafael. Se alza entre el puerto de Guadarrama, al oeste del pico, el valle de la Fuenfría, al este, y el valle del río Moros.

Desde Madrid por la A-6 hasta Guadarrama. Seguir por la antigua carretera nacional hasta el Puerto del León. Dejamos el coche en el aparcamiento situado en el lado oeste del puerto del León, ante el Restaurante Asador Alto del León.

Cruzamos la carretera donde surge una pista justo al lado del viejo mojón kilométrico que sirve de límite entre las provincias de Madrid y Segovia, seguimos caminando siguiendo las marcas del GR-10, para llegar a una portilla, la cual pasamos y cerramos, atravesamos un pequeño bosque de pinos, el camino marcado por hitos y las marcas de GR, blancas y rojas, no tenemos pérdida, continua por la línea cimera, a la derecha queda el primer cerro que recorre esta ruta, La Sevillana, de 1.556 metros de altura.

El camino es un rompe piernas pues estas subiendo y bajando continuamente, y el cual no admite pérdida, pues discurre en todo momento por lo más alto de la divisoria de cumbres, en compañía de la cerca que separa Segovia y Madrid. Ancho y cómodo. El camino pasa ante sucesivos restos de trincheras, búnkeres, y otras construcciones levantadas durante la Guerra Civil, que tuvo en estas montañas su frente más prolongado. Será una constante en todo el recorrido.

Enseguida se desciende al collado de la Sevillana, de 1.510 metros, emprendiendo una nueva subida a un cerro sin nombre de 1.532 metros. Del otro lado, siempre por la línea de cumbre y con la alambrada a mano derecha, se pasa bajo dos tendidos eléctricos mientras desciende al collado del arcipreste de Hita. Este portacho histórico se alza a 1.510 metros y lo cruza una pista que lleva a su vertiente meridional, la madrileña, donde a escasa distancia de la cerca se localizan las Peñas del Arcipreste, conjunto de piedras declarado Monumento Natural de Interés Nacional en 1930, y que recuerda la figura del clérigo, literato y guadarramista Juan Ruiz, autor del Libro del Buen Amor.

Seguimos de frente, dirección Noroeste y siempre con la alambrada a la derecha, para remontar el tercer cerro de la jornada, el de Matalafuente, que mide 1.673 metros. Al finalizar la subida el camino pasa por una talanquera al otro lado de la cerca, el madrileño, por donde sigue un trecho, hasta pasar de nuevo a suelo segoviano. El collado de Matalafuente, 1.648 metros, precede a la Peña del Cuervo, que se eleva hasta los 1.706 metros. En la cima un mojón señala el paso de una valla de piedra perpendicular al camino. El camino sortea en este punto varios afloramientos rocosos hasta descender al collado Mostajo, 1.647 metros. Una nueva subida lleva al Cerro del Mostajo, 1.717 metros. Aquí el sendero nos deja en una pista por la que se llega al collado de Gibraltar, de 1.698 metros. Aquí comenzamos la subida a La Peñota, la pista asciende en un trecho entretenido entre canchales y pinos. Justo bajo el canchal cimero, el sendero se decide a saltar la cerca de piedra y entra en la vertiente madrileña.

El ascenso nos lleva a una corta canal, la senda trepa entre los bloques de piedras, y pasa bajo una singular peña cuya silueta asemeja a una cabeza. Tras la breve trepada sigue una aérea travesía bajo las paredes de las rocas cimeras. Una nueva subida entre los bloques llevan bajo el collado que separa la primera cumbre a nuestra mano izquierda a la segunda cima a la secundaria, situado a mano derecha. Para alcanzar el vértice geodésico, que se alza a 1.945 metros, hay que subir la corta pared de roca que se alza media docena de metros sobre el callejón. Ya en la cima, las vistas son impresionantes. La Picota nos ofrece uno de los mejores miradores de la sierra, desde la que se ve gran parte de la llanura madrileña y segoviana, Sierra de Guadarrama. Sierra de Malagón, Mujer Muerta, Peña del Oso, La Pinareja, y el Montón de Trigo. Más a la derecha, Peñalara, Siete Picos, Guarramillas, Maliciosa, La Pedriza, y al fondo si el día está claro podemos ver las torres de Madrid.

Dejamos la Peñota para alcanzar la segunda cima, la secundaria, situada un centenar de metros hacia el Este, el camino salta la cerca de piedra que señala la divisoria provincial para dar un largo rodeo por la vertiente segoviana, siempre tutelado por las señales del GR-10, se recorre un tramo penoso que trepa entre una cerrada vegetación, y los bloques cimeros del lado norte. Ya en ella, un buen sitio para dar cuenta de nuestras viandas y disfrutar de esta bonitas vista que nos ofrece. El regreso lo haremos por el mismo camino por el que hemos venido, siempre teniendo cuidado al bajar de la Peñota, para llegar de nuevo al Puerto de León donde damos por finalizado esta bonita ruta de montaña por la Sierra de Guadarrama.

Fotos de La Ruta.
https://goo.gl/photos/UjSQEQn7TedYEdES6

Tracks de La Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17791806

jueves, 11 de mayo de 2017

" La Mira " Sierra de Gredos

El sistema Central de la Sierra de Gredos, comprende desde el Puerto de Tornavacas hasta el Puerto del Pico, y está situada al sur de la provincia de Ávila. La Mira es un pico situado en el sistema central de Gredos. Tiene 2343 metros de altura y se trata de una de las cumbres más altas del sector central de la sierra, dejando siempre al margen las formaciones rocosas que se levantan alrededor del Circo de Gredos. La cima hace frontera común entre los términos municipales de Guisando, Arenas de San Pedro, El Hornillo y Hoyos del Espino, todos ellos pertenecientes a la provincia de Ávila. La pendiente en la cara norte es suave, comenzando en ella la garganta de los Conventos. La cara sur es, sin embargo, mucho más abrupta, donde destacan Los Galayos.

Comenzamos esta bonita ruta de montaña en el km 6, de la carretera que va de Hoyos del Espino, a la Plataforma de Gredos. Donde veremos una marquesina a nuestra derecha, será donde aparcaremos nuestro coche, y daremos comienzo a nuestra ruta. Cruzaremos la carretera donde veremos un cartel informativo de las rutas que se pueden hacer por la zona, veremos una portera verde de hierro que tendremos que cruzar. Seguiremos las marcas AV-PR- 18, " Puerto del Peón”. La “Senda del Puerto del Peón” AV-PR 18, es una de tantas viejas trochas en las que se apoyaba la trashumancia local que iba de Hoyos del Espino al pueblo de Hornillos, en su busca permanente de pastos frescos. Todavía hoy se conserva en buen estado el empedrado con el que los pastores recubrieron el camino, nos asombrará la espectacularidad del Macizo Central de Credos, y los fuertes contrastes entre su cara norte y su sur. A un lado quedan los relieves suaves y húmedos de las laderas que miran al norte. Al sur donde dominan las fuertes pendientes.

Continuamos por el camino hasta llegar a otra portera, que nos dará paso a la Finca de la Covacha. El camino va perdiendo entidad a medida que va cogiendo altura, remontando por la margen derecha de la garganta el arroyo de la Covacha. Cuando hayamos llegado a los 1750 metros el arroyo ya será un simple regato, pasaremos cerca de la Laguna del Cura, lago de origen glaciar que constituía del depósito final de la morrena que descendía de la Hoya del Cura. La senda empieza a coger una mayor pendiente a partir de este punto, de forma que va trazando pequeños zig-zag por un terreno pedregoso que no abandona en ningún momento hasta llegar al Puerto del Peón (2028 m).

Ya en el collado lugar de obligada parada, tanto para reponer fuerzas, como para disfrutar de las privilegiadas vistas. Hacia el sur se abre todo el valle del Tiétar, con el pantano del Rosarito al fondo, mientras que hacia el suroeste la cuerda de la Tarayuela culmina en la cumbre de la Mira, bajo la cual se dibujan las verticales paredes del Galayar. En este punto abandonamos el PR, donde giraremos a nuestra derecha para seguir por la cuerda. Según caminamos vamos disfrutando de estas preciosas vistas de ambas vertientes, sobre todo la más espectacular de todas, el espaldar de los Galayos, donde podremos ver las canales del Gran Galayo. Canal Seca, y Reseca, y un poco a nuestra derecha, también podemos ver el que es nuestro objetivo." La Mira”. Ascendemos por suaves pendientes hasta La Tarayuela, para seguidamente bajar, siempre por un buen sendero a la cabecera de la garganta del Cura, para volver a subir por unas zetas muy pronunciadas, hasta llegar al prao de Los Pelao. Aquí el terreno es mucho menos rocoso y enseguida llegamos a las ruinas del Refugio Arenas en Los Pelaos. En este lugar existe una fuente, la Fuente de Los Pelaos, nacimiento del Río de Los Cantos.

Giramos hacia el sur para afrontar la subida final a La Mira (2.343 m.) con los restos del torreón que se usaba como telégrafo óptico. Una vez en el torreón de la Mira, las vistas desde aquí son impresionantes, la panorámica hacía el circo de Gredos es completa y espectacular, si miramos a la garganta del Nogal del Barranco, donde la verticalidad de las agujas y torreones de Los Galayos. Los Galayos, también conocidos como El Galayar, son un conjunto de agujas graníticas entre los 2000 y los 2200 m de altura. En pocos lugares se dan tanta concentración de riscos. La Aguja Negra. El Gran Galayo, Torreón, enorme atractivo para los escaladores.

Una vez descansado retornaremos nuestra marcha, dirección Oeste para ir pasando por las Molederas, a un lado la Hoya del Arrabal, y la Hoya de los Lobos, ambas de origen glaciar, y a nuestra izquierda la impresionante Garganta de Lobrega, Continuando por una asestada loma cubierta por una espesa vegetación llegando en un corto espacio de tiempo a el Risco Peluca, y Los Campanarios. Este tramo es un poco rompe piernas, pues estas subiendo y bajando constantemente, para ya alcanzar el arroyo Ciruelilla, por donde descenderemos, hasta llegar al refugio, una caseta de pastores que está muy bien acondicionado, por si queremos pasar una noche, seguimos bajando, hasta alcanzar Garganta de Prado Puerto, cruzaremos el arroyo. Desde este punto ya solo nos queda en un cómodo descenso que nos dejará en la Plataforma de Gredos, donde damos por finalizado esta bonita ruta de montaña, realizada por el Grupo de Montaña La Facendera. Salamanca.

Tracks de la Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17657492

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/jdC7P5kwuGru1F467

miércoles, 19 de abril de 2017

Parque Natural Cañón de Río Lobos " Senda de las Gullurías" ( Ucero )

El Cañón de río Lobo ubicado en las provincias de Soria y Burgos, está considerado como uno
de los paisajes más bellos de España, declarado Parque Natural en 1985 para proteger fauna y
flora, y a su vez facilitar el contacto de los hombres con la naturaleza. Se trata de un profundo
cañón calizo formado por una antigua e intensa erosión del río Lobos, recorriendo más de 25
km. En su interior destacan extensos bosques de sabinas y pino laricio, además de su riqueza
faunística, destacando las parejas de buitres leonados, siendo importante reserva de esta
especie, águilas reales, alimoches y halcones.

Todo el parque está atravesado por innumerables pistas y caminos, y muchos tramos han sido balizados como pequeñas rutas mediante las características marcas blancas y amarillas. Sin embargo, son cuatro las sendas principales que permiten recorrer las zonas más relevantes del parque, y que son más que suficientes para tener un excelente conocimiento del mismo.

Nosotros la ruta circular que vamos a realizar " Senda de las Gullurías", con salida y llegada en el Parking que hay enfrente en la Casa del Parque Natural de Río Lobos. Salimos caminando por la senda perfectamente marcada " Senda de las Gullurías". El camino discurre en subida constante hasta encontrar la primera calera, en el Morro del Molino. Existe un cartel informativo junto a ella, y donde hablemos superado ya el mayor desnivel de la ruta.

Pasada la calera llegamos a las parameras donde tenemos una buena panorámica del cañón, un paraje llano conocido como El Esplegar. Aquí se recogía el espliego para la elaboración de perfumes. Avanzamos atravesando varias vaguadas, tras juntarnos con el camino del Picachón llegaremos al collado, paso obligado entre los dos cerros cercanos. Descendemos suavemente adentrándonos en una fascinante arboleda de sabina albar, conocidas aquí como enebro, y de pinos pudios, variedad característica del Cañón. Seguimos avanzando entre la espesura hasta llegar a un camino bien señalizado que surge a nuestra derecha, el camino que nos conduce al impresionante Mirador de las Gullurías.

Desde el Mirador de las Gullurías observamos en primer plano la tierra de pinares de Soria y de Burgos. Al fondo destacan las cimas del Sistema Ibérico, entre ellas el pico Urbión. Si llevamos prismáticos disfrutaremos observando el majestuoso vuelo del Águila Real, del Buitre leonado y con un poco de suerte del Alimoche. Continuamos el camino dejando atrás el mirador hasta llegar al fondo de un vallejo. En esta zona de pino silvestre y quejigo apenas pasa la luz de sol, avanzando por la frondosidad del bosque. Comenzamos la bajada por un camino muy bien marcado y balizado. Aquí tenemos que estar muy atento pues nos tenemos que desviarnos a nuestra izquierda por un sendero muy desfigurado, y donde veremos una baliza que nos marca con una cruz que no es el camino correcto, pero no le hacemos caso, seguiremos nuestra marcha por el sendero en modo ascendente, el cual nos dejará en otro buen camino.

Aqui giramos a nuestra derecha para coger un sendero más ancho y bien definido, nos bajará hasta la zona del Arroyo del Torcajo, pasando primero por un vivac que veremos a nuestra izquierda, continuamos con tendencia a izquierdas, pegados a las rocas hasta alcanzar un primer mirador, escondido entre ramales por un estrecho senderito de tierra roja, para seguidamente llegar a una cueva, donde tenemos una buena perspectiva del cañón. Seguimos bajando para llegar a la altura del río. Este en un lugar precioso del cañón, en una explanada en un meandro del río rodeado por riscos en los que se pueden ver los buitres volando. El cañón se formó por la erosión del agua que horadó y desintegró el roquedal donde las cuevas son frecuentes. Estamos ya en la Ermita de San Bartolomé, que ya veíamos desde el mirador, uno de los enclaves más importantes y sorprendentes en su entorno, antiguo templo románico del monasterio templario de San Juan de Otero, construido en el primer tercio del siglo XII.

Pasamos el puente para girar a nuestra derecha donde se halla la Cueva Grande, una de las  numerosas cuevas con que cuenta la zona, realmente espectacular y que podemos admirar con tranquilidad. Ahora caminaremos siguiendo la Senda del Río Lobos, En este tramo el río va estrechando su cauce, haciendo aún más impresionantes los enormes paredones del cañón, el camino resulta cómodo, sin apenas desnivel, para llegar enseguida la espectacular, y agujereada pared rocosa del Colmenar de los Frailes.

En este punto nos damos la vuelta para desandar lo caminado hasta la ermita, pasamos de nuevo el puente, en unos 200m tenemos otro puente el que no cruzaremos, y donde veremos las tablillas que nos marcan senda del río. Ahora caminaremos por este sendero sin apenas desnivel el cual va paralelo al río, vadeamos el río bastantes veces, llegamos primero al Parking Valdecea, continuamos y alcanzamos el Parking Cueva Fría donde está la caseta informativa además de peaje para los coches, continuamos sobre todo por la vereda derecha del río, hasta alcanzar el parking del Río Lobos, justo a la altura del Nacimiento de río Ucero, y se continua por el lateral izquierda atravesando el parking, seguimos por el sendero que rodea el camping que nos llevará ahora por la parte trasera a la Casa del Parque Nacional del Cañón de río Lobos, hasta nuestro punto de partida.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/AbVe1PWHdvF83xRJ7

Tracks de la Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17319364

viernes, 7 de abril de 2017

Travesía . Tornavaca - P. de Carlos V - P. Carrascal - Los Pilones - El Jerte ( Valle del Jerte )

El Valle del Jerte ha sido tradicionalmente el paso natural de Extremadura a Castilla. Nace a 900 metros, en los altos del puerto de Tornavacas, (desde donde ya se divisa el valle en panorámica) y 50 kilómetros después, cuando pasa por Plasencia, ya se encuentra a unos 345 metros. En su trayecto recorre las aguas de los arroyos y fuentes, vertiendo sus aguas al río Jerte, que convierten este pequeño valle cacereño en un jardín botánico. Donde su mayor esplendor es ver un millón de árboles en flor, este es uno de los momentos más espectaculares en el Valle, un espectáculo natural que congrega cada año a miles de personas.

La Reserva Natural de la Garganta de los Infiernos, perteneciente a la Red de Espacios Naturales Protegidos de Extremadura. Dicha Reserva está enclavada en la comarca del Valle del Jerte, entre la vertiente noroeste de la Sierra de Tormantos, la vertiente suroeste de la Sierra de Gredos y el Río Jerte. Todo este enclave montañoso da lugar a la aparición de diferentes torrentes y gargantas que desembocan en el río Jerte, por un lado la vertiente de la Garganta de San Martín y por otro la de la Garganta de los Infiernos, que recibe el agua de la Garganta de la Serra, Asperones y Garganta Chica o del Collado de las Yeguas.

El pueblo Tornavacas, el cual se encuentra a 46 Km de Plasencia (Cáceres) y 24 km de Barco de Ávila, por la N-110, se encuentra en la cabecera del Valle del Jerte. En la Sierra de Tormantos, en el extremo occidental de la Sierra de Gredos, muy cerca de los límites de la provincia de Ávila y la provincia de Salamanca.

Comenzamos nuestra ruta en Tornavacas (871 m.), cruzaremos la misma buscando la parte baja del pueblo pasamos por la ermita del Cristo, para cruzar el puente del río Jerte, el cual nos acompañara parte de nuestro camino. Aquí ya veremos las tablilla y las señalizaciones de la ruta de "Carlos V", la cual recorreremos en una gran parte (señales amarillas/blancas PR CC 1, y GR-10). Salimos de la villa dejando parcelas a nuestro margen derecha hasta llegar al arroyo y al puente de San Martín. Seguiremos el sendero hasta encontrarnos un desvío dirección al pueblo de Jerte ( 504 m.), el cual desechamos, dejándolo a nuestra derecha. Poco después comenzaremos a ascender por un bonito paisaje franqueado por numeroso castaños, para ir contemplando desde esta altura unas bellas vistas del valle y del pueblo de Jerte.

Ya en el collado donde lo cruzan varias pistas, comenzamos la bajada que nos llevará al puente de Carlos V, el que cruzamos para comenzamos una fuerte subida donde tendremos que hacer nuestro mayor esfuerzo, la subida la haremos por un camino empedrado, en nuestro camino veremos las tablillas donde confluyen la ruta de "Carlos V" con la de la "Garganta de los Infiernos” optamos por tomar dirección a Jarandilla (siguiendo la ruta de Carlos V), pasando por la fuente de Robledo Hermoso, para llegar de nuevo a otro cruce de caminos, a nuestra izquierda, la tablilla nos marca Jarandilla, En este punto abandonamos la ruta de Carlos V, para seguir el sendero que nos sale a nuestra derecha el cual nos llevará primero a la fuente de los Zarzaloneal, para seguidamente llegar al puente del Carrascal, cruzaremos el puente que atraviesa la garganta del Collado de las Yeguas.

Para comenzar de nuevo otra fuerte subida. Ahora caminaremos por la parte izquierda de la garganta de las Yeguas por un sendero muy bien marcado, que nos llegará en un tramo de 2.500 km, a la confluencia de la Garganta de los Infiernos. Donde las truchas y nutrias son las especies animales que viven en este entorno acuático. Descenderemos por el sendero, dirección "Los Pilones" hasta llegar al Collado de las Yeguas o Garganta Chica, seguimos, dejando a nuestro paso el puente de Sacristán, y al otro margen del río un refugio de pescadores. Llegaremos a los famosos Pilones con sus sinuosas formas debidas al desgaste que el agua realiza en las rocas a su paso. Cruzaremos el puente y bordeando la Garganta de los Infiernos, para ya en un una bajada continúa llegar al Centro de Interpretación del Jerte, y camping en el mismo río Jerte, donde damos por finalizado esta bonita ruta en travesía por el Valle del Jerte.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/W71E7kLc7KG6rZ9L7

Tracks de la Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=17069349

martes, 21 de marzo de 2017

Pereña de La Ribera . "Picón de la Tabla" . Parque natural de Arribes del Duero

Pereña de la Ribera también llamado «el balcón de Las Arribes» es un municipio de la provincia de Salamanca, a 99 km de la capital. En su límite fronterizo con el término municipal de Masueco de la Ribera donde se encuentra el Pozo de los Humos, una imponente cascada que destaca a nivel provincial, como uno de los lugares de mayor atractivo turístico dentro del Parque natural de Arribes del Duero. También son de importancia turística el Pozo Airón, y la ermita de Nuestra Señora del Castillo.

Para llegar a Pereña desde Salamanca por la carretera comarcar SA 300 dirección a Ledesma, SA 302 dirección Trabanca. Villarinos de Los Aires. Pereña de La Ribera. Atravesaremos el pueblo siguiendo los carteles, Camping, y ermita Nuestra Señora del Castillo, al salir del pueblo a nuestra izquierda está el camping donde podremos aparcar nuestro coche y dar comienzo la ruta.

Salimos caminando desde el camping por la cómoda pista cementada que conduce a la Ermita de Ntra. Sra. del Castillo, en un par de km en el teso de San Albín, ya podemos divisar el monte conocido como El Berrocal, con curiosas formaciones rocosas, y en cuya cima se asienta la ermita. Dejamos la pista cementada para desviamos por un camino que nos sale a nuestra derecha, donde ya se pueden observar unas bonitas vistas del Duero, a nuestra derecha en lo alto el pueblo de Villarino de los Aires, el cual está colgado sobre los Arribes del Duero, un desnivel de trescientos metros separa las aguas del río de las casas de la localidad, y de frente nuestro las tierras portuguesas de Bemposta.

El camino en una bajada de herradura llamado "camino de las Aceñas" por el que se llega al mismo Duero, un camino por el que se va bajando sin darse uno cuenta, el sendero se pone paralelo al río, y va descendiendo hasta encontrarse con él en lo que los paisanos del lugar llaman el Cuarto del Sol. El sendero nos llevará hasta la misma curva del Duero, con una casita refugio como otras muchas que hay por la zona. Portugal, al lado, y en medio el Duero que hace frontera. Estamos en territorio de contrabando, por Valdollero y el Cuarto del Sol se pasaba contrabando de Portugal cuando no existía la presa de Aldeadávila aprovechando la época de estiaje.

En este punto de la curva del río, el sendero gira bruscamente a nuestra izquierda, donde tendremos una fuerte subida hasta el Picón de la Tabla, donde tendremos que hacer nuestro mayor esfuerzo, hasta llegar al collado. Ya en el collado a nuestra izquierda ya vemos el sendero bien marcado, llamado de la Canalea, y unas espectaculares vistas del Duero. El sendero es una maravilla va bordeando a media altura la falda del teso, dejando a la derecha al Duero, y a la izquierda el farallón de la ermita, El sendero de la Canalea ofrece la naturaleza en su estado puro, sin la más mínima influencia del humano salvo el sendero por el que pasas y que se comparte con la fauna que allí vive. La belleza que nos ofrece esta ruta es innegable, tanto por su espectacularidad paisajística como por lo agreste de su vegetación. Donde podemos observar diversas aves rapaces, como cigüeña negra, alimoche, buitre leonado, águila real, búho real o águila-azor perdicera, entre otras aves asociadas a las paredes rocosas y cortados del río Duero.

Llegamos al teso, a la Ermita Nuestra Señora del Castillo, el paraje que oculta un antiguo castro Vettón posteriormente romanizado, encuentras una explanada con fresnos y bancos, la casa del ermitaño, y en la casa una estela romana, y dos columnas recicladas de alguna construcción romana, es la parte más romanizada del antiguo Castro Vettón. También aquí tenemos un balcón mirador donde se pueden observar un asombroso paisaje de Las Arribes del Duero, y toda la subida que hemos hecho desde el Picón de la Tabla. Un lugar muy agradable para hacer nuestra parada, y dar cuenta de nuestras viandas. Ya para finalizar solo nos queda recorrer por la pista cementada los cuatro kilómetros que nos separan hasta el camping de Pereña donde comenzamos esta bonita ruta de senderismo por los Arribes del Duero.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/kXev1EduVCcMitWL7

Tracks de la Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16786339

jueves, 16 de marzo de 2017

"Calçada de Alpajares" Ribeira do Mosteiro . Barca d'Alva . Portugal

Barca de Alba (en portugués Barca d'Alva) es una aldea portuguesa perteneciente a la freguesía de Escalhão, en el concelho de Figueira de Castelo Rodrigo situado al norte del distrito de Guarda, Portugal. Se encuentra dentro del Parque Natural del Duero Internacional, en la confluencia del río Águeda con el río Duero. Estos marcan la frontera natural entre España y Portugal. Al otro lado existe el Parque Natural de Arribes del Duero.

De salamanca capital 126 km. Salimos por la CL 517, Dirección Vitigudino, Lumbrales, La Fregeneda, cruzamos la frontera por la N-122 hasta Barca D’Alba. Una vez pasado el puente sobre el Duero, torcemos a la derecha dirección Freixo de Espada a Cinta, a unos 3 km. hay un desvío a la izquierda con un cartel que nos marca “Ligares”, la carretera estrecha y descarnada. A unos 200 metros del cruce a nuestra derecha hay un espacio donde podemos dejar el coche, y donde veremos el panel informativo de madera denominado ‘Ruta del Vale da Ribeira do Mosteiro‘, donde daremos comienzo de la ruta.

Comenzamos a caminar por el camino que va por la margen derecha del río Mosteiro, durante los primeros 20 minutos caminamos por un terreno muy agradable, más o menos plano rodeados de olivos, Naranjos, y almendros, donde empiezan a dominar los cultivos, dando lugar a un paisaje que nos recuerda al Mediterráneo. Llegamos a un punto en el que debemos cruzar la Ribeira do Mosteiro por un puente de piedra.

Solo pasar el puente abandonamos el camino que llevamos, para girar a nuestra izquierda, y entrar en un sendero muy bien marcado, ahora caminamos por la margen izquierda del río. Llegaremos a un punto donde tendremos que cruzar el arroyo por segunda vez por un puente de madera muy deteriorado. Aquí es donde comenzamos la subida por la "Calçada de Alpajares", donde tendremos que hacer nuestro mayor esfuerzo, la subida es constante y bastante pronunciada pero no muy larga.

Según subimos por la calzada podemos avistar, fallas y sedimentos cuarcíticos, que han dado lugar a veces a muros rocosos que parecen auténticos bastiones defensivos construidos por el hombre, como es el caso del muro de Avalona, llegaremos a la cima en la que se encuentran los restos del Castro de San Paulito, donde veremos un cartel informativo y podremos disfrutamos de unas bonitas vistas.

Dejamos la calzada de Alpajares para caminar por una pista de tierra, y en algunos trozo cementada, para llegar a un cruce donde veremos las tablillas que nos marcan a la izquierda, por la que seguiremos, ya la bajada es continua, para llegar a la ruinas de la antigua ermita de Santa Ana, un buen lugar para hacer nuestra parada, y dar cuenta de nuestra viandas.

A partir de aquí, iniciamos el descenso por otra calzada, probablemente de origen medieval, la calzada de Santa Ana, hasta llegar a un puente que atraviesa de nuevo el río Mosteiro, para entrar en un viejo camino empedrado. En su margen izquierda cuenta con un original conjunto de casas, un antiguo molino y terrazas de cultivo, bancales arrancados a la tierra donde crecen naranjos, olivos, viñedos y en su día crecieron verduras y hortalizas.

Desde este punto subimos hasta el Mirador das Alminhas y veremos uno de los paisajes geológicos más espectaculares de esta zona, por la cantidad y las dimensiones de los pliegues de los diferentes estratos. En este Mirador das Alminhas, que es una de las típicas capillas portuguesas que existen en los cruces de caminos, salimos a la carretera, torcemos a nuestra izquierda para iniciar el descenso por la carretera.

 Este es un tramo de uno 3 km, que nos llevará al lugar en el que dejamos el vehículo. Es la dirección Foz da Ribeira do Mosteiro que nos muestra otro panel de madera. Este tramo es el más cómodo y transcurre en paralelo al sendero de la ida, al que veremos a nuestra izquierda. En esta última parte del recorrido seguiremos viendo campos de almendros, naranjos y viñedos como los que hay en la finca Quinta D’Alva que dejamos a nuestra derecha. Una ruta corta pero muy intensa que ofrece la
cara portuguesa de las Arribes del Duero.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/oNieptm2Y9c1LjuV9

Tracks de la Ruta.
https://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=16765778