viernes, 11 de noviembre de 2016

Travesía. La Alberca . Monforte . Madroñal . Cepeda . Parque Natural de la Sierra de Francia

La Alberca es un municipio de la comarca de la Sierra de Francia-Quilamas, en la provincia de Salamanca, Castilla y León. Primer pueblo español declarado Conjunto Histórico en 1940. Hablar de La Alberca es hablar del de la Sierra de Francia, se encuentra en El Parque Natural de las Batuecas, está situado al suroeste de Salamanca y forma parte de la estribaciones occidentales de la Cordillera Central. Sus cotas más altas se sitúan en el Pico Hastiala 1735 m y en la cresta de la Peña de Francia, que con sus 1.723 m domina el conjunto de la comarca.

Comenzamos a caminar por la parte baja del pueblo, una vez que entramos en una urbanización, ya vemos el primer panel indicativo del Camino de las Raíces por el que caminaremos un buen tramo, y las marcas del GR-10, dirección a Monforte de la Sierra. Desde aquí nos acercaremos atravesando un bosque de robles y castaños, hasta la Ermita de Majadas Viejas, pasando antes por el Montón de Cantos, y por las piedras tantas veces depositadas por peregrinos y donde actualmente se representa La Loa en la romería de la Virgen. El nombre de Majadas Viejas se debe a que el lugar donde se encuentra la ermita, era frecuentado antiguamente por los pastores que llevaban allí sus rebaños.

En este punto dejamos el camino que traemos ruta de la Raíces, para ya seguir ahora por el GR10, el cual nos conduce a un sendero entre muros de piedra para entrar en un bosque de robles donde albergan algunos castaños, caminaremos en un tramo paralelo del Arroyo de los Milanos de la Tisnera para llegar al mirador de El Viborero, con unas maravillosas vista del Parque Natural de las Batuecas, valle del Alagón y la sierra de Béjar. Proseguimos nuestra marcha por un camino cementado que nos conduce a Monforte de la Sierra.

Monforte de la Sierra es una pequeña villa, situada en el corazón mismo de la Sierra de Francia. Una población rústica y acogedora, con una naturaleza casi virgen, con todo el encanto de un pueblo, sus costumbres y tradiciones, etc... Su arquitectura popular, encierra un puñado de casas con gente cada uno con su vida, y sus costumbres que te tratarán como si te conocieran de toda la vida, y te transmitirán gustosamente un poco de sabiduría popular. Un pueblo, en el que, según la época del año, podrá ver como recogen las cerezas, peras y ciruelas, que son los frutos típicos por excelencia.

Salimos de Monforte por la carretera que va a La Alberca unos 200 m, a nuestra derecha veremos un cartel informativo y una tablilla que nos marcan la ruta Madroñal, Cepeda, el caminos nos sale de frente del cartel informativo. Caminamos ahora entre huertos de cerezos y viñas y frutales, atravesando el Puente del Arroyo de Arromilano, para poco después visitar dos majestuoso ejemplares de robles de más de 400 años. Este bosque de robles cederá paso a los pinos, para en una bajada suave llegar al pueblo de Madroñal.

Madroñal se asienta en la ladera occidental del valle de la Vega de Cepeda y enfrente de este pueblo. Se encuentra protegido de los fríos vientos del norte por la alienación montañosa de dirección NE- SE en la que se sitúa, lo que acentúa la bondad general del clima serrano y favorece el cultivo de frutales como el cerezo, que trepa ladera arriba en una ascensión laberíntica de bancales o paredones, aunque sin llegar a la máxima altura local. Robles y castaños, principalmente, completan el manto vegetal de esta montaña.

Aunque el madroño sea un arbusto mediterráneo muy abundante y representativo de la sierra que ha dado nombre a este pueblo, es sin embargo la cereza la seña de identidad de Madroñal. En los últimos años el cerezo se ha convertido en el principal cultivo y economía de este pequeño pueblo en extensión (no llega a 200 hab) pero grande por la cantidad y calidad de sus cerezas que han sido reconocidas con la marca de garantía de calidad "Cereza Sierra de Francia" y cuyas flores y frutos iluminan cada año el paisaje de este pueblo.

Ya en el pueblo un buen sitio para hacer nuestra parada, y dar cuenta de nuestras viandas. Una vez hecha nuestra parada reanudamos nuestra marcha, atravesando todo el pueblo para salir por su parte este por una pista de cemento, que nos da paso a un precioso camino tradicional que nos llevará a Cepeda, esta es la parte más bonita de toda la travesía, el camino es espectacular de bonito, caminaremos al principio por los huertos típicos de la zona de árboles frutales en los que destacan los pozos circulares y sus cigüeñales utilizados para el riego, para entrar en un bosque tupido por la vegetación rodeado de acebos, madroños, castaños, alisos y robles, para llegar y cruzar el Arroyo de San Pedro del Coso, por su puente de época medieval, ya solo nos queda un último esfuerzo para llegar al municipio de Cepeda (633 m) donde damos por finalizado esta bonita la ruta.

Cepeda se integra dentro de la comarca de la Sierra de Francia. Pertenece al partido judicial de Béjar. Su término municipal está formado por un solo núcleo de población, cuenta con una población de 361 habitantes. Está asentada sobre un extenso y protegido valle. Sus arracimadas casas se erigen sobre una loma con una arquitectura ordenada y a la vez anárquica, que le da a la población su aspecto peculiar y único en la sierra de Francia. Coronan el pueblo la torre y la iglesia, la primera vela por sus vecinos y la segunda por sus almas. Las tierras de labor, bosques y prados se extienden a sus pies y algunas veces, escalan las montañas que la rodean por medio de elaboradas terrazas. Discurren por su término el río Francia, afluente del Alagón y el más cercano arroyo del Coso. Ya en el pueblo, el sonoro y pequeño Turrutero que fue hasta no hace mucho el lugar donde las mujeres hacían la colada.

Fotos de la Ruta.
https://goo.gl/photos/xZosS6mtcKkJAgFY8

Tracks de la Ruta.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=15424561

No hay comentarios:

Publicar un comentario