martes, 25 de agosto de 2015

Los Dos Hermanitos . Hoya Moros . Sierra de Bejar

La Sierra de Béjar es una de las estribaciones del Sistema Central, continuación natural de la Sierra de Gredos hacia el noroeste. La sierra se caracteriza por ser un alto macizo montañoso con altitudes
superiores a 2400 m, separado del macizo Central y occidental de Gredos, y flanqueado por valles que no superan los 1000 m de altitud con lo que sus formas y modelados destacan en la lejanía y resaltan desde muchos puntos de la llanura salmantina. Destacando sobre todos ellos el modelado glaciar de los Valles de Hoya Moros y Hoya Cuevas. El valle del cuerpo de Hombre tiene una perfecta forma glaciar, con un fondo plano y con las laderas totalmente recubiertas
por los materiales morrénicos.

Llama poderosamente la atención la presencia de varios umbrales rocosos que salvan importantes desniveles, y bajo ellos, se sitúan pequeñas cubetas de sobre explotación como la Hoya Tiñero y hoya Cuevas. Estas cubetas actualmente se encuentran colmatadas y parcialmente tapizadas por pastizal de montaña. Sin duda, hace miles de años, una potente lengua glaciar de 180 m de espesor, descendía por el valle desde las zonas más elevadas y al encontrarse con estos umbrales rocosos, el deslizar del hielo posiblemente generase bloques y cascadas de hielo que favorecieron la excavación de estas cubetas. Observando con atención las laderas, hoy en día todavía se pueden observar varios cordones o hileras de rocas, son las morrenas laterales y arcos de retroceso que dejó tras de sí el impresionante glaciar. E incluso podremos caminar sobre una de estas morrenas laterales, puesto que el sendero por el que transitaremos se sitúa sobre la cresta superior de estos depósitos glaciares.

La Dehesa de Candelario, es un hermoso y frondoso bosque de robles y pinos, donde damos comienzo esta bonita ruta. Comenzamos a caminar por la pista que sale en el mismo parking de la dehesa, a pocos minutos de comenzar, a nuestra derecha veremos una portilla verde que hay que atravesar, para entrar en otra pista forestal, enseguida llegamos unas cuadras de ganado que veremos a nuestra derecha, seguimos caminando, y a 1,500 km a nuestra izquierda veremos un pilón con agua, será la única agua que veremos en todo el recorrido, seguimos por la pista y a unos 500 m, en una curva muy cerrada, a nuestra derecha, veremos un sendero. Abandonamos la pista y entramos en él, al que seguiremos, para llegar a un cierre de postes de hormigón, entre dos hitos de piedra, y una baliza con marcas blancas y amarillas, seguimos la senda, y volvemos a cruzar el río Cuerpo de Hombre por un puente de madera. Seguimos ascendiendo dejando atrás primero, un bosque de robles y después un bosque de pinos, por una de las zonas más bellas del camino. Dejaremos a nuestra izquierda la famosa cueva de Navamuño, para llegar ya a una portilla, la que pasaremos, dejamos así la Dehesa y entramos en los prados Navamuño.

En este punto hacemos un giro de 45 Grados, a nuestra izquierda, para coger la cuerda de los Hermanitos, la vegetación es una espesa manta de piornos que enmascara la senda, la cuerda esta toda Hitada, pero el sendero se pierde con facilidad, hay que seguir los Hitos y procurar no perderlos. A partir de aquí el paisaje se vuelve el típico de alta montaña, seguimos subiendo por la cuerda, dejando a nuestra izquierda, Hoya Cuevas y el rió Cuerpo de Hombre, y ya dirección Sur, a lo lejos, ya podremos contemplar la gran mole granítica de “ Los Hermanitos “, el que será nuestro objetivo. Seguimos remontando, ahora ya por una zona más cómoda, donde vamos viendo como el río Cuerpo de Hombre parece jugar haciendo meandros sobre la verde pradera, y el Refugio de Hoya Cuevas, sin duda una maravilla de lugar para acampar.

Seguimos caminando por un sendero no muy definido, pero marcado por Hitos, las vistas que vamos viendo a nuestra derecha, el Pinajarro, la Nijarra, el Valle de Ambroz , y el pueblo de Hervas, y a nuestra izquierda el Circo de Hoya Moros , El Calvitero , La Ceja, y el Torreón, llegamos a la base de Los Hermanitos. Aquí es donde tendremos que hacer nuestro mayor esfuerzo, 200 m de subida continua, que nos llevaran hasta la misma cima de uno de los Hermanitos, este no tiene vértice geodésico, pero si buzón de cumbres.

Después de recréanos de las bonitas vista panorámicas que tenemos de la zona, comenzamos a bajar ahora dirección Sur, para pasar por las faldas del segundo Hermanito, para llegar ya al collado de los Hermanitos, donde giramos a nuestra izquierda, siguiendo los Hitos que nos bajaran al circo de Hoya Moro, nacimiento del Rio Cuerpo de Hombre, es sin duda uno de los pasajes más bonitos de toda la ruta, por su paisaje de alta montaña, y sus impresionantes paredes y agujas graníticas. Donde podemos ver las murallas rocosas desde sus pies en toda su grandiosidad.

Seguimos el descenso paralelos al río, donde tenemos que atravesar el río por unas piedras colocadas a tal fin, por un desfiladero de bloques de rocas, y a continuación una bajada, por una fuerte pendiente por piedras y rocas que exige cierto esfuerzo que se compensa por la impresionante vista que nos ofrece la naturaleza en ese punto, hasta llegar a otra zona de prados donde el río hace múltiples meandros. Hoya Cuevas. Llegados a este punto abandonamos el curso del río para seguir un sendero que nos va a llevar hasta la pista de La Dehesa de Candelario pasando por la peña Cascanueces, bonito y singular nombre, que hace referencia a un bloque rocoso de origen glaciar fracturado por la mitad, y cuyas formas recuerdan a este utensillo. Una vez en la pista podemos continuar por ella hasta llegar a La Dehesa, o seguir por un sendero que nace en la misma curva de la pista, y nos lleva al mismo sitio acortando mucho el tiempo de bajada, pero en éste existen fuertes pendientes y alguna zona de paso entre rocas. Al final llegamos a la puerta de La Dehesa donde acaba esta esta bonita y fantástica ruta de montaña.

Fotos de la Rura.
https://photos.app.goo.gl/EvewcpDThkL6qyrt1

Tracks de la Ruta,
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=10438407

No hay comentarios:

Publicar un comentario