jueves, 5 de noviembre de 2015

Senda Larga . Puente Talcano . Puente Villaseca . Hoces del río Duratón . ( Sepulveda )

Sepúlveda, pertenece a la comarca de la Villa y Tierra de Sepúlveda, de la que es villa cabecera y al partido judicial del mismo nombre del que es cabeza, ubicado en el nordeste de la provincia de Segovia. Sepulveda está declarada Conjunto Histórico-Artístico desde 1951. En su término se encuentra parte del Parque Natural de las Hoces del Río Duratón Está a 55 km de Segovia capital, a 137 km de Burgos, a 119 de Madrid (por la A-1) y a 115 de Valladolid

El parque Natural de las Hoces del Duratón, es uno de los monumentos naturales de visita obligada en la su meseta Norte. Es un paraje protegido que comprende el entorno de las hoces que este río tiene en su tramo medio. Estas son el cañón que el Duratón, afluente del río Duero, ha excavado en una zona de roca caliza entre las localidades de Sepúlveda y Burgomillodo (anejo de Carrascal del Río), al noreste de la provincia de Segovia.

El río Duratón discurre durante 27 km encajonado en el cañón que ha excavado en el sustrato calizo. En el último tercio de este recorrido traza cerrados meandros que reafirman la excavación propiamente dicha. Las paredes, que alcanzan los 100 metros de altura en algunos puntos (en algunas publicaciones aparece la cifra de 70), sirven de lugar de nidificación a muchas especies de aves, pero la relevancia fundamental se la llevan los buitres leonados que se han convertido en uno de los principales atractivos del parque. La colonia de buitres leonados establecida en el área protegida está considerada como la mayor de Europa, tanto por su número, 575 parejas censadas, como por su nivel reproductivo

La salida de la ruta comienza en el aparcamiento que está en la parte baja del pueblo de Sepúlveda. En una pequeña bajada, nos dejará en el puente de Talcano. Este puente es sólo uno de los muchos vestigios de la presencia romana que se conservan, no sólo en esta parte de la tierra de Sepúlveda, también se han hallado restos romanos en la ermita de San Frutos. Cruzamos el puente para desembocará en un cruce de caminos, donde se dividen dos senderos. A mano izquierda sale el nuestro, el de la senda larga, y de frente continúa la senda de los dos ríos. Nuestra senda, seguirá el curso de las aguas del Duratón en dirección a otro puente que cruza el río, el puente del Villar, donde habremos recorrido la mitad del camino.

Seguimos el caminado por la vereda entre bosques de chopos, y donde el río viaja aprisionado por paredes rojizas, verticales, cuya altura en algunos tramos llega a superar los 80 metros, donde el buitres leonados que se han convertido en uno de los principales atractivos del parque, y acompañado por un bosque de ribera, en la mayor parte de su recorrido donde destacan por su número los chopos. Estos durante este otoño, nos regalarán una de las postales más hermosas de este espacio natural, el cambio de tonalidad de las hojas convierten el fondo del cañón, en una explosión de colores donde el amarillo domina sobre los tonos rojizos pueblan en ciertos tramos las partes altas del cañón. No es raro encontrar en las laderas más soleadas plantaciones de almendros que al igual que los nogales fueron aquí plantados.

A lo largo del río en nuestra marcha, visitaremos, La Cueva de los Siete Altares se sitúa a escasos metros del puente que cruza el río y final de nuestro trayecto. Baste decir que su nombre se debe a los siete altares labrados en la piedra de la cueva de época visigótica y visible desde la verja de hierro que hoy permanece cerrada a cal y canto. Estos altares nos hablan de la existencia de una comunidad de eremitas, de un templo, de un culto desarrollado en el cañón de las Hoces del Río Duratón, un culto que debía mantenerse oculto quizá a fuerzas invasoras. Para llegar ya al puente de Villaseca donde finaliza la ruta. Si nos apetece y queremos hacer la ruta un poco más larga, podremos seguir por la senda de La Molinilla, donde encontraremos la Cueva del Santero y la Cueva del Cura, hasta la presa de La Molinilla, para retornar de nuevo al puente de Villaseca.

Después de a ver finalizado nuestra ruta, y teniendo un coche de apoyo, podremos hacer una visita a la ermita de San Frutos, donde podremos disfrutar unas de las mejores vistas del Parque, y ya de paso visitar la bonita población de Sepúlveda, declarada Conjunto Histórico- Artístico desde 1951.

Fotos de la Ruta.
https://picasaweb.google.com/110142178541678433672/HocesDelRioDuratonErmitaDeSanFrutoGrupoDeSenderismoLaFacendera

Tracks de la Ruta.
http://es.wikiloc.com/wikiloc/view.do?id=11209146

No hay comentarios:

Publicar un comentario